El perro domestico y su relación con el ser humano

Perros destinados a defensa y guardia.
Avatar de Usuario
surarmado
Usuario Experto
Usuario Experto
Mensajes: 22389
Registrado: Jue Mar 10, 2011 2:53 am
Ubicación: V. Alsina, Lanús, Pcia.Bs.As.

El perro domestico y su relación con el ser humano

Mensajepor surarmado » Jue Sep 21, 2017 1:10 am

Imagen

En principio se debe tomar en la circunstancia del perro y su dueño, para conocer cuales son las circunstancias del perro y su dueño, para conocer cuales son los aspectos de cuales son los puntos específicos que juegan en un problema especifico y su solución: Muchos problemas Clínicos involucran un problema de comportamiento, que desde el punto de vista del propietario es objetable siendo totalmente normal para el perro.

Nosotros requerimos de perros que para vivir en nuestras casas y que se adapten a la cultura humana moderna incluyendo nuestros planes cotidianos, mientras la domesticación ha incrementado la adaptabilidad de los perros, nuestros requerimientos en muchas coacciones exuden la tolerancia de estos, un comportamiento objetable puede originarse simplemente por una situación de vida especifica. Por ejemplo un perro que ladra en exceso en un departamento pequeño, podría no hacerlo si viviera en una granja pequeña, no es adecuado referirse a estos problemas de comportamiento como algo anormal. Es mejor reservarse el termino “anormal” para patrones de comportamiento de mala adaptación que no tienen ningún propósito, incluso en animales de fauna silvestre.

El comportamiento de los perros incluye muchos patrones de comportamiento que fueron vitales para sus ancestros y los ayudaron a sobrevivir, este aspecto es muy importante para poder entender los problemas de comportamiento. Algunas predisposiciones de comportamiento innatas pueden causar problemas cuando se presentan en el marco doméstico, como las marcas de orina, el comportamiento de cazador y el comportamiento agresivo. En el medio ambiente doméstico, estos patrones de comportamiento no son adaptativos, de hecho pueden ser indeseables. Otros patrones de comportamiento innato pueden ser altamente deseables e incluso vitales para la supervivencia del propio perro, debemos estar alertas si es que algunos patrones de comportamiento se debilitan a través de nuestras practicas de cruzamiento de nuestros animales domésticos, estos patrones no incluyen la presión de selección natural. Un comportamiento descuidado de parte del perro no siempre termina por ejemplo en una infección por parásitos, debido a que nosotros medicamos a nuestros perros para evitar parásitos gastroentéricos.

La selección natural también se anula cuando provéenos de cuidados maternales artificiales a los cachorros que son hijos de malas madres, ya que esto tendrá como resultado la procreación de una línea débil en el comportamiento maternal, ningún tipo de estimulo harán que esa cachorra sea una buena madre.

Ontogénicamente reconocemos cuatro periodos básicos, aceptados genéricamente, en el capitulo de Ontogenia de la conducta se detallara mas con respecto a estos periodos.

Al nacer los cachorros son muy dependientes y sus mecanismos homeostáticos están poco desarrollados, esto se reconoce por los ojos y los oídos cerrados, estos dos signos reflejan un desarrollo global incompleto del sistema nervioso. El desarrollo conductual se divide habitualmente en cuatro periodos importantes, siendo el mas significativo el tercero.

El primer periodo o periodo neonatal dura las primeras semanas y consiste básicamente en un comportamiento alimenticio intercalados con periodos de sueño, ya que el cachorro no puede oír ni ver y el sistema locomotor tiene una movilidad, ya que la mielinización del sistema nervioso corre de manera antero-posterior, su respuesta a la estimulación dolorosa es relativamente pobre y responde a ello con vocalizaciones y tambaleo de lado a lado.

El segundo periodo o periodo de transición se limita a los días 14 al 21. Es en este periodo en donde se desarrolla la impronta por parte del cachorro hacia la madre esto es, el reconocimiento de especie, Ahora el cachorro es capaz de experimentar más su medio, los tejidos y las habilidades motoras aun no están bien desarrolladas, la respuesta al dolor cambia y se espera sea mayor. Hay menos vocalización y un mayor esfuerzo para retraerse para escapar, puesto que el cachorro puede ubicar la fuente del dolor.

El tercer periodo o periodo de socialización se inicia a las tres semanas, es el momento mas importante en el desarrollo mental del cachorro ya que problemas o interferencia en este periodo puede provocar problemas mientras el perro crece. Mientras que la socialización se inicia a las tres semanas el termino de este periodo es menos claro, Hay algunos autores que opinan que este termina a las 10 semanas pero hay algunos patrones que no concuerdan como la exploración ambiental que no se inicia hasta la semana 12. En forma conductual puede ser mejor utilizar el termino socialización hasta la semana 12. En el capitulo sobre ontogenia se tratan estos periodos con mas detalle.

Los perros se inclinan interacciones sociales con nosotros debido a que los perros poseen instintos gremiales, que se remonta a la vida en grupo de ancestro silvestre, el lobo.

Los animales sociales tienden a organizarse ellos mismos en rangos y jerarquías dominantes, una vez establecidas, se reducen los conflictos.

Algunos aspectos que conciernen a los perros son: Calidad del medio ambiente; un relativo aislamiento por largo periodo de tiempo en un medio ambiente sin cambios y monótono con una ausencia de experiencias geográficas y sociales da como resultado un comportamiento sumiso y tímido. Este fenómeno es llamado “Síndrome de privación” o “neurosis de la perrera”, como se ha demostrado los cachorros que crecen en un medio ambiente lleno de estímulos, con muchos cambios y un lugar adecuado para jugar desarrollan mejores capacidades para aprender y una mejor preparación. Sin embargo la regla no es “entre mas mejor”, si se da el extremo de la intensidad de estímulos y su frecuencia puede no ser tolerada por el joven perro y traer efectos negativos como un perro temeroso o inseguro. El cachorro de perro como otros animales jóvenes no debe crecer en un extremo mínimo o máximo de estímulos, sino en una cantidad media optima.


AUTOR: MVZ. Ernesto Ávila Escalera, Clínica Veterinaria del Bosque, México
Y aquel que no tenga espada, que venda su manto y compre una. (Lucas 22, 36)

Volver a “Perros de protección”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados