Denunciaron a un falso veterinario por la muerte de animales en Santa Fe

Nuestros amigos que nos acompañan siempre. Perros con o sin raza definida, adoptados como a los adquiridos. Todos son "nuestros perros".
Avatar de Usuario
surarmado
Usuario Experto
Usuario Experto
Mensajes: 26492
Registrado: Jue Mar 10, 2011 2:53 am
Ubicación: V. Alsina, Lanús, Pcia.Bs.As.

Denunciaron a un falso veterinario por la muerte de animales en Santa Fe

Mensajepor surarmado » Jue Ene 04, 2018 8:20 pm

Según informó el propio Colegio de Veterinarios de la provincia, el hombre denunciado utilizaba una matrícula que pertenecía a otro profesional y que incluso ya estaba dada de baja

Infobae - 4 de enero de 2018

Un supuesto médico veterinario de la provincia de Santa Fe fue denunciado ante la Justicia por usurpación de matrícula y fue acusado de mala praxis por varias personas. De hecho, diversos clientes lo señalan como responsable de las muertes de sus mascotas, que perdieron la vida durante o después de una de sus intervenciones.

"A mi perra no me la devuelve nadie. Solo quiero que nadie más pase por esto, que no estafe a otro, que no los meta en su juego. Uno, por ver a su mascota mejor, paga sin pensarlo y existe este tipo de gente que se abusa de nuestra necesidad", escribió una chica llamada Florencia Gross en la página de una red social de una agrupación llamada Dignidad Animal.

En esa publicación, la mujer explicó su caso y se puso en contacto con otras personas que también sufrieron problemas de la misma índole.

"Desgraciadamente caí en sus manos, confiándole a mi perra en una operación de ojos, llegando a dejarla casi ciega, cobrando y luego desapareciendo. Le dejó los puntos adentro de los ojos. La operó con tanza y no con el hilo que se usa para esto", escribió Julieta Edith López.
Otra ciudadana denunció que su bóxer murió 15 días después de que este hombre lo atendiera, "murió de correr, jugar y saltar. De una tos simple", dijo.

El supuesto veterinario en cuestión trabajaba hasta el día de hoy casi exclusivamente a domicilio. Se especializaba en casos de perros que no podían ser llevados a un centro médico por sus propios dueños por diversos motivos.

Las denuncias hechas por los clientes llegaron al Colegio de Veterinarios de la provincia, que inició una investigación y descubrió diversas irregularidades en la matrícula.

Todas las recetas y las órdenes eran firmadas bajo el nombre "Sergio Correa" y presentaban el número de identificación 1856. Sin embargo, en los documentos oficiales de la provincia, esa cifra no correspondía a ese nombre y, como si fuera poco, esa misma matrícula había sido dada de baja con anterioridad.

"Hace casi un año que este individuo viene trabajando con unas libretitas de esas en las que se asientan las vacunas, como si fuera veterinario y tuviera determinado número de matrícula. Nosotros hemos hecho la denuncia hace un año en el Ministerio de Acusación y parece que ahora ya estuvo haciendo cirugías y actos profesionales que no le correspondían", explicó el secretario del Colegio de Veterinarios de Santa Fe, Jorge Lazzaroni, a la radio LT 10.

"Este hombre se apropió de una matrícula que estaba de baja. Pertenecía a otro veterinario que se fue a otra provincia y la dio de baja. Entonces, él se hace sellitos y carnets con ese número de matrícula", añadió.

Según explicó el representante del Colegio de Veterinarios, también se pusieron en contacto con la Facultad de Ciencias Veterinarias, correspondiente a la Universidad del Litoral, donde se descartó que un estudiante con ese nombre se haya recibido como veterinario. Aún no se pudo definir si estudió algunos años allí o si ni siquiera acudió. Tampoco se pudo corroborar si obtuvo el título en algún establecimiento universitario de otra provincia.

"La única certeza que tenemos es que este hombre no recibió el título en nuestra Facultad de Veterinaria. No sé cuánto estudió. Además, los colegas no lo conocen, ni que haya trabajado en un consultorio o haya sido ayudante de otro veterinario", agregó Lazzaroni.

Según el especialista, el delito principal por el que se acusa al supuesto veterinario es la usurpación de la matrícula. Al margen del título universitario, ese documento es el que permite a cualquier médico ejercer su profesión.

A su vez, el propio Colegio de Veterinarios de la provincia emitió un comunicado en el que se refiere al hecho:

"A raíz de diversas denuncias que se presentaron ante el Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Santa Fe 1° Circunscripción, las cuales ya han sido elevadas al Ministerio Público de la Acusación, se les comunica a Uds. que la matrícula N° 1856 se encuentra de baja. Por lo tanto, no existe en nuestros registros ningún médico veterinario autorizado para ejercer la profesión con dicha matrícula. Cualquier actualización realizada bajo esa matrícula es ilegal", rezó el informe oficial.
Y aquel que no tenga espada, que venda su manto y compre una. (Lucas 22, 36)

Volver a “Perros de compañía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados