VAMOS QUE FALTA POCO - OTRO TENTEMPIÉ

Compartí tus fotos y salidas de caza menor
Avatar de Usuario
miguiondelmedio
Mensajes: 699
Registrado: Lun Abr 04, 2011 12:13 pm

VAMOS QUE FALTA POCO - OTRO TENTEMPIÉ

Mensajepor miguiondelmedio » Vie Feb 13, 2015 9:18 pm

¿ SIN DECIR AGUA VA ?

Después de algunos años de cazar juntos, fuimos adquiriendo costumbres que se transformaron – sin que nos diéramos cuenta, casi – en gestos automáticos: el primer día de la temporada había que estar indefectiblemente en el campo, con armas y pertrechos listos, papeles en regla, al menos un perro en perfecto estado físico (en general mucho mejor que el nuestro mismo), hechos los arreglos necesarios para que no faltara el buen asado al mediodía, la chata en condiciones de atravesar el peor de los caminos llevándonos al mejor potrero y sacándonos sin inmutarse de cualquier vendaval, un buen alojamiento si se trataba de dos días de tiros y caminata, con un reconfortante baño reparador en el medio, noche con linda gente y tertulia de sobremesa hasta no muy tarde… Es decir una apertura de temporada como Dios manda; que no sé cómo mandará Dios estas cosas, pero uno supone que es como a uno más le gusta, no?.
De a poco, los inicios de caza se fueron transformando – cada año – en algo más elaborado, con más ingredientes; la cíclica espera de la temporada nos fue generando con el correr del tiempo una nueva idea y otra… y otra. Este aspecto que, a simple vista, poco tiene que ver con la caza fue transformándose en algo importante para esta actividad que ocupa una ínfima parte de nuestro tiempo, pero una muy importante de nuestro disfrute.

Y así es que llegó una nueva temporada de caza y en las reuniones comenzamos a organizar los preparativos y charlando en las previas, intercambiando impresiones fuimos descubriendo que ese año no teníamos nada nuevo para agregarle a la ceremonia iniciática.
Al principio nos enfocamos en los detalles menores, como la indumentaria, los accesorios, los primeros auxilios, etc.; agregamos un par de cosas que consideramos importantes y pretendimos que ya estábamos cumpliendo con ese deseo de perfeccionar nuestras salidas. Pero no; sabíamos perfectamente que estábamos quedándonos cortos.

Había que encontrar el detalle imprescindible para que este inicio de la temporada anual de caza menor contara con ese detalle que la convirtiera en inolvidable como cada una de las anteriores. No podíamos permitirnos que fuera una más; la habíamos esperado como si fuera un hijo, así que había que parirla con ruido, con mucho ruido ¡¡¡¡¡¡¡ ¡!!!!!!

- ¡¡¡ Claaaaro ¡!!, grito el Peti – y lo miramos curiosos - ¡¡¡ Tenemos que hacer una ceremonia de iniciación con mucho kilombo!!! –remató.

La respuesta de los demás fue una sola y al unísono: “Vos estás en pe do”
-Escúchenme bien. Hace 9 meses que esperamos. La caza para nosotros es algo así como una relación amorosa, me siguen? - Y entonces lo miramos feo.
-A ver si entienden, manga de cascotes !!! Si Uds. tuvieran una transa con la Sharapova esa que el otro día la mirábamos jugar al tenis que grita como una loca, no le pondrían pila ? no le adornarían la fiestita ?.
A esta altura el tipo ya no nos resultaba tan p lotudo; por lo menos le buscaba un costado pintoresco al asunto.
-Claro, muchachos, puede parecer una gansada, pero quién alguna vez no cayó con un ramito de flores, una caja de bombones, una cajita de música incluso ?
Asentimos a regañadientes – ahora sintiéndonos un poco p lotudos nosotros – pero asentimos.

Entonces al amigo le tomó viento la camiseta y enfiló derecho hacia no sabíamos dónde:
-Miren; nosotros todas las temporadas llegamos al campo, saludamos al encargado, le acercamos los regalitos que le llevamos a él y la torta para la esposa, bajamos todas las cosas, nos preparamos, atajamos al perro hasta que estamos listos, acortamos la charla con el hombre que siempre tiene ganas de seguirla y nosotros ni un poquito, revoleamos la pata por arriba del alambrado y a los 200 metros cuando sale la primera perdiz la agarramos a los tiros sin decir agua va… ¿Se dan cuenta?... ¡¡¡ Sin decir agua va !!! – resaltó.

-¿Y qué querés, tarado, que le mandemos una carta documento avisándole que ya llegamos? - le mandó el Flaco y los demás se lo festejamos como para terminar con el asunto.
-Siiii, claro !!!!!, respondió el Peti, como si alguien además de él entendiera . – Hay que dar aviso, hay que enterar al campo, a las perdices, a las liebres… a los bichos del campo en general, que la temporada de caza empezó, que a partir de ahí cada cual tiene que atender su juego, que nuestro instinto nos impulsa a cazar y el de ellos a dejarnos a nosotros con las ganas, que venimos tomando carrera desde hace un montón de tiempo y no vamos a esperar ni un solo día más y que…
-¿Y me querés decir – lo cortó mal el Flaco – cómo carajo pensás hacer que la madre naturaleza entienda toda esa boludez que estás diciendo?

Por un momento el Peti pareció dudar, como recogiendo piolín, como que se quedaba sin aire, pero sin dejar de pensar.
-Bueno, eso no sé, pero a mí se me ocurre… por ejemplo… esteee…. Bueno, qué sé yo… digo… por decir… - y sobreponiéndose a la desagradable certeza de que ya lo estábamos pasando a la categoría de tarado sin posibilidad de retorno pero con una fuerza que decididamente no le conocíamos -, casi escupió: “que después de que revoliemos la pata y todos hayamos entrado en el potrero, carguemos las escopetas, gritemos como locos lo que se nos cante y rajemos unos tiros al aire… y después sí, salgamos a cazar”.

El silencio compasivo que se produjo a continuación no se alcanzó a llenar con el “puede ser”, ahora piadoso del flaco y la cosa quedó ahí; estaba claro que el tema no daba para más.

No volvimos a mencionar aquella charla hasta el día en que nos Kgamos de risa recordándola; fue el 1º de mayo pasado, después de que llegamos al campo, charlamos con el encargado, le dimos los presentes, atajamos al perro, revoleamos la pata por arriba del alambrado y cuando estuvimos todos en el potrero - sin que existiera ningún acuerdo previo - cargamos las escopetas, gritamos a lo loco lo que se nos cantó, emplomamos el cielo a los tiros y muertos de risa, dimos por inaugurada otra temporada de caza.

Cuando arrancamos el Peti me comenta por lo bajo: che, me parece a mí o al Flaco se le piantó un lagrimón. Mi respuesta no pudo ser otra: andá a K gar, enano, ¿cuándo lo viste aflojar al Flaco? Ah, ¿y me querés decir de dónde sacaste esta idea de los tiros al aire, vos?
Comenzó a ensayar una explicación que quedó trunca; el perro había empezado la temporada con una marca que estaba para un cuadro.

-Acérquense ustedes que a mí me entró un bichito en el ojo – gritó el Flaco.
Avatar de Usuario
RobertoCheij
Mensajes: 372
Registrado: Mié Ene 15, 2014 12:34 pm
Ubicación: Saenz Peña, Chaco

Re: VAMOS QUE FALTA POCO - OTRO TENTEMPIÉ

Mensajepor RobertoCheij » Sab Feb 14, 2015 2:12 pm

Me saco una hermosa sonrisa el relato! Excelente (::G) (::G) (::G)
Avatar de Usuario
miguiondelmedio
Mensajes: 699
Registrado: Lun Abr 04, 2011 12:13 pm

Re: VAMOS QUE FALTA POCO - OTRO TENTEMPIÉ

Mensajepor miguiondelmedio » Mié Feb 18, 2015 11:28 am

RobertoCheij escribió:Me saco una hermosa sonrisa el relato! Excelente (::G) (::G) (::G)

Me alegro, Roberto. (:T:)

Volver a “Relatos y experiencias”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados